VICTORIA CON ANGUSTIA

San Isidro, 13 de julio del 2012.- Diego y Rita tienen un romance desde hace dos años, como toda relación tiene momentos buenos y también sus crisis, este fin de semana ellos vivieron un desequilibrio emocional; tras su debut a inicios del 2011, Rita es una fiel compañera de Diego, casi nunca le falla, salvo excepciones como las del Rally Asia y Huacho del año pasado, donde le jugó una mala pasada a su adorado.

Diego Weber es un piloto dedicado y cuidadoso con su engreída, Rita es una camioneta ruda que no admite vicisitudes, pero como toda fémina, tiene su lado sensible; no soporta maltratos y en este RALLY CAÑETE, tercera fecha del Campeonato del Automóvil Club Peruano, Diego tuvo un desliz en el quinto tramo, involuntariamente se “comió” una piedra que daño el nuevo tubo de escape de Rita y esta se molestó y empezó a asustar a su prometido.

Weber llevaba una diferencia holgada sobre Luis Felipe Pinillos (4m 44s), Beto Morales (5m 22s), Henry Ynga (07m 20s), Javier Vino (12m 34s) y Pedro Gonzáles-Orbegozo (13m 54s), lamentablemente Luis Mendoza ya había abandonado por rotura del eje de la bomba de agua; después del piedrazo a la mitad del quinto especial, Rita empezó a sonar diferente y entonces fue perdiendo fuerza.

En el último especial vino otro traspiés de Diego, casi empezando la prueba final, volvió a toparse con varias piedras colocadas deliberadamente por algunos jóvenes irresponsables (en la zona del Huayco) y Rita bajó una de sus llantas; Weber tuvo que parar a cambiarla y empezó a sudar frío porque la ventaja se desmoronaba y la victoria empezó a peligrar; entonces, Weber empezó a prometerle a Rita que en el futuro tendría más cuidado, esta dama soportó a pie firme los últimos kilómetros, no sin antes darle una buena lección a su conductor.

Diego Weber y Alonso Carrillo se han llevado su tercera victoria consecutiva en Camionetas, lo siguió un osado Luis Felipe Pinillos y un cauto Beto Morales, que por fin se sacudió del trauma de los abandonos; Ynga, Gonzáles-Orbegoso y Vino se fueron con la satisfacción de culminar la prueba; esta nueva victoria de Diego, le permite consolidarse en el tope del ranking del ACP y de paso soñar: con el anhelado título.