A LA TERCERA, FUE LA VENCIDA

San Isidro, 09 de octubre del 2011.- Desde hace más de dos décadas las camionetas se sumaron a la caravana de CAMINOS DEL INCA y empezaron a ser protagonistas de la competencia más importante de nuestro país; por su geografía difícil de nuestra sierra, estos vehículos tomaron ventaja sobre los autos, sobre todo en la superficie de tierra, donde superan una serie de dificultades, que sus competidores sufren para sobrepasarlas.

Las Camionetas incluso ganaron Caminos del Inca, con Oscar Dufour, Luchón Alayza y Neto Jochamowitz, cada uno con historias diferentes, pero con un solo resultado; en esta categoría hubo apellidos ilustres que se ganaron el cariño de los aficionados, desde el pionero Sandro Farina (1987), pasando por Mister X, Francisco Ayulo, Max Cortes, Gustavo Costa Jr, Fernando Ferrand, Ricardo Palomino, Tito de la Flor, Luis Mendoza, entre otros pilotos que experimentaron disfrutar la ronda incaica a bordo de estos vehículos.

Pero desde hace 3 años hay un piloto que llegó a las Camionetas y marcó una diferencia: DIEGO WEBER, un automovilista que desafiaba los desiertos nacionales y era un consumado exponente del Off Road; Diego incursionó en los rallyes y experimentó correr en Caminos del Inca; desde esa participación del 2009 Weber se propuso ganar esta mítica competencia nacional.

Año tras año, Diego Weber fue perfeccionando su manejo y su máquina, desde la Toyota Land Cruisier a la que le llamó Paulina, hasta esta Toyota Pick Up Tacoma, a la que ha bautizado como Rita, Weber se ha ganado el respeto de sus rivales, porque sus triunfos ya no son casualidad, sino producto de la planificación y virtudes de su conducción…la victoria de Diego y su navegante Alonso Carrillo demoró un tiempo menos de lo sus oponentes pensaron….a la tercera fue la vencida.