TEODORO YANGALI: LA MARCA DEL ZORRO

San Isidro, 05 de setiembre del 2011.- El Gran Premio Nacional de Carreteras CAMINOS DEL INCA, es sin ninguna duda, la gran fiesta nacional del deporte motorizado, no sólo para los aficionados, sino también para los pilotos, desde su primera edición marcó una profunda inspiración para todos ellos y básicamente para los provincianos que encontraron una magnífica oportunidad de mostrar sus grandes habilidades conductivas en su territorio.

Teodoro Yangali, es el mejor exponente del automovilismo provinciano, tiene en su haber: 2 triunfos centrales en Caminos del Inca, junto a su primo Elías y a bordo de un Ford Mustang firmaron un doblete: 71 – 72; por su gran habilidad para conducir, sobre todo en los agrestes caminos serranos, al huancavelicano Yangali le apodaron EL ZORRO, Teodoro debutó en la ronda incaica en el 70 y desde allí dejó una advertencia, que regresaría al año siguiente para llevarse la general.

El Zorro ya había debutado en 1964 en pruebas huancaínas, pero ante la aparición del Gran Premio, hizo un gran esfuerzo para correr esta competencia, en 1970 convenció a Johnny Jochamowitz para que le vendiera su joya personal: un Ford Mustang, vehículo que el papá de Neto no quería traspasarlo, pero ante tanta insistencia del Zorro, Jochamowitz lo comercializó con grandes facilidades y hasta con camión de garantía.

Desde su aparición en las rutas El Zorro dejó su huella, su manera avezada de conducir, sobre todo en la lluvia y en terreno barroso, marcaba la diferencia con sus contrincantes, su personalidad tranquila y su mutismo, sorprendía a sus rivales; pero a la hora de pisar el acelerador, se acababa el sigilo, su destreza hablaba por él y pese a no tener un vehículo aparente para la ruta (por el tamaño y peso) Teodoro Yangali fue un diestro de Caminos del Inca.